Presos politicos Militares

PRESOS POLITICOS MILITARES

El miércoles 20 de junio abogados que integran la organización Justicia Venezolana presentaron ante la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional un informe con los nombres y datos de los 172 militares detenidos por motivos políticos, durante la gestión de Nicolás Maduro.

Tal es el caso del primer teniente del Ejército Alberto Alejandro Maita, a quienes funcionarios de la Dirección Nacional de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvieron el pasado 11 de enero, asegurando que estaba involucrado con el exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) Óscar Pérez.

Entre lágrimas y con una voz entre cortada Dairis Espinoza la madre de Maita, aseguró que ser militar había sido el sueño de su hijo desde que estaba pequeño, misma ilusión a la que ella se opuso hasta el día en el que el joven le dijo que había quedado para ingresar a cualquiera de los componentes de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

Relató que desde el día de su detención su hijo ha sido sometido a torturas que le han causado daños en su organismo, “le pusieron un tubo caliente en las piernas, sus muñecas y manos están lastimadas de tanta corriente y su cara la taparon con bolsas negras”.

“Mi hijo es hipertenso, cuando lo detuvieron en Fuerte Tiuna no me lo dejaron ver, yo esperaba afuera porque sabía que mi hijo estaba ahí, yo tenía en mis manos el informe médicos y las pastillas”, relató Espinoza, mientras otros familiares de militares presos políticos escuchaban atentos y compartían lo que ha sido esta “trágica experiencia”.

Indicó que el primer teniente del Ejército y su único hijo, sufrió las consecuencias de pasar días sin ingerir alimentos o bebidas, lo que le ocasionó que “orinara sangre”

Dairis Espinoza señaló que actualmente Maita se encuentra recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, con fuertes dolencias en sus rodillas que se han llenado de líquido desde su detención, “porque se le montaban encima para torturarlo”, y hasta el momento no ha recibido atención médica.

Esto solo representa uno de los casos de miembros activos de la FAN detenidos por manifestarse en contra de las políticas implementadas por el régimen de Nicolás Maduro.  Los uniformados permanecen recluidos e incomunicados en las cárceles militares de Santa Ana, La Pica y Ramo Verde.

Son  172   militares presos por no estar de acuerdo con el actual  modelo político venezolano, las causales de sus arrestos son incitación  a la rebelión, traición a la patria y falta al decoro militar.

La gama de los grados y jerarquías de los  procesados militares incluye  desde General en Jefe hasta Cabo Segundo.